Buscar
06 de Febrero del 2023
App MegaNoticias Android App MegaNoticias iOS

Desde hace medio siglo Trinidad García realiza coronas florales

Lejos de perder la fuerza con el paso de los años, a sus casi 87 años de edad María Trinidad García goza de realizar coronas florales, pues asegura que esa ofrenda representa una forma de honrar y demostrar respeto y cariño a una persona o ser querido que se ha adelantado en el camino.

"Lo hago con tanta dedicación que decirte que yo dejara de comerme un buen plato por hacerme una bonita flor, eso si te digo porque me gusta y si siempre haces lo que te gusta lo vas a hacerme una bonita flor".

Comenzar a prepararse con las flores de papel multicolor con meses de anticipación nunca ha sido un esfuerzo para ella, pues asegura que lo hace con cariño, sabiendo que cada corona vestirá de alegría las tumbas de los que ya se fueron, quienes esperan pacientes a ser visitados cada mes de noviembre.

"Yo trabajo el papel de escribir en máquina y trabajo el loreto pero todo blanco y yo lo pinto/aquí todos aprenden hasta los yernos me han ayudado hasta cortar alambre, cortar papel con guillotina.

La idea de dedicarse a la elaboración de coronas florales surgió hace 55 años de forma inesperada, pues recuerda que elaboró algunas para llevarlas a sus familiares difuntos, sin embargo, personas cercanas le pidieron que se las vendiera y, aunque no muy convencida de hacerlo accedió, fue así como inició este negocio de más de medio siglo.

Previo a la pandemia por Covid-19, García llegó a elaborar hasta 150 coronas florales, sin embargo, reconoce que aunque es algo que le apasiona y que no piensa dejar de hacer mientras Dios se lo permita, este año realizó apenas un 30 por ciento de lo que antes elaboraba, pues su energía no es la misma de antes.

"en años anteriores llegue a hacer 150 pero venían de Cihuatlán, de Tecalitlán, Tecomán, a Comala entregaba coronas por mayoreo y aquí mis clientes siguen siendo los mismos/tampoco puedo hacer las cosas como las hacía antes ya con la edad las manos no quieren trabajar".

La mujer considera que esta tradición o negocio, desaparecerá cuando ella no pueda realizar ya las coronas, pues sus familiares solo lo ven como un hobbie.














Noticias Similares

Ver Más+


Más de Sociales

Ver Más+