Buscar
22 de Abril del 2024
Ecología

Durango, agua para el futuro.

Durango, agua para el futuro.
Por: César Alberto Arreola Alvarado
Durango
22-02-2024

En Durango, una ciudad hogar de más de 700,000 almas, se libra una batalla silenciosa pero crucial: la lucha por el agua. A lo largo de las décadas, este enclave ha testimoniado un crecimiento sostenido, una evolución marcada no solo por su desarrollo urbano sino también por el desafío creciente de asegurar uno de sus recursos más vitales.


Desde 1950, la disponibilidad de agua por habitante ha sufrido una drástica caída, de 18,000 metros cúbicos a tan solo 3,500 hoy en día, con proyecciones alarmantes que apuntan a menos de 3,000 en un futuro cercano. A pesar de contar con acuíferos subterráneos que, hasta ahora, han satisfecho las necesidades de la población, las señales de advertencia son claras e ineludibles.


La cobertura de agua alcanza el 98% en la ciudad, reflejando un logro significativo: más de 6 millones de litros de agua se salvan de ser desperdiciados diariamente. Sin embargo, el desafío persiste en la recaudación, con un 25% de los usuarios y empresas aún en mora, subrayando una preocupante falta de conciencia sobre la importancia de este recurso.


Rodolfo Corrujedo, Director de Aguas del Municipio de Durango, articula un mensaje de urgencia y esperanza. Reconoce que, si bien Durango se encuentra en una posición privilegiada en comparación con otras ciudades gracias a su "fábrica de agua" alimentada por la proximidad a la Sierra Madre Oriental, el futuro ya está aquí. La llegada de empresas extranjeras y la creciente demanda de agua exigen una gestión más eficiente de la extracción y distribución, así como una mayor inversión en plantas de tratamiento avanzadas que cumplan con las normativas vigentes.


Este panorama nos recuerda que el cuidado del agua no es solo un asunto de futuro, sino una imperativa realidad presente. Durango se encuentra en un momento crítico donde la gestión sostenible del agua no es una opción, sino una necesidad urgente. A través de la implementación de políticas más estrictas, la mejora de la infraestructura y la promoción de una cultura de conservación entre sus habitantes y sectores industriales, Durango puede asegurar que su fortaleza no se convierta en su talón de Aquiles. El mensaje es claro: proteger el agua es proteger el futuro de Durango.





Noticias Similares



Noticias Destacadas



Más de Meganoticias