Buscar
20 de Julio del 2024
Agraría

Tecnificación del campo. Eficiencia perdida.

Tecnificación del campo. Eficiencia perdida.
Por: César Alberto Arreola Alvarado
Durango
12-01-2024

El año 2023 se ha erigido como uno de los más desafiantes para los agricultores de leguminosas en Durango, especialmente para aquellos dedicados al cultivo del frijol. La entidad, reconocida como el segundo mayor productor de frijol a nivel nacional, enfrenta una severa crisis agrícola exacerbada por una sequía implacable que ha mermado drásticamente las cosechas, permitiendo recuperar apenas el 20% de lo sembrado, una cifra alarmantemente insuficiente incluso para el autoconsumo.


Con una superficie cultivable de 240,000 hectáreas y un rendimiento potencial de 530 kilogramos por hectárea, la realidad actual dista mucho de eso. Este panorama sombrío no solo es producto de las condiciones climáticas adversas, sino también del notable atraso tecnológico en el sector agrícola. A pesar de los avances tecnológicos disponibles, muchos agricultores en Durango y en el resto de México continúan empleando métodos de riego anticuados y poco eficientes, como la inundación de parcelas, un sistema que resulta en la evaporación y desperdicio de más del 75% del agua utilizada.


Los expertos coinciden en que la adopción de tecnologías modernas en el riego podría revolucionar la agricultura, elevando la eficiencia en el cultivo del frijol hasta un notable 97.9%. Sin embargo, la implementación de estas soluciones tecnológicas enfrenta un obstáculo: la falta de recursos financieros. Esta carencia de inversión federal, que se ha prolongado por más de cinco años, impide a los agricultores adoptar prácticas más eficientes y sostenibles.


Este contexto plantea preguntas críticas sobre el futuro de la agricultura de leguminosas en Durango y la necesidad de apoyo gubernamental y privado para superar los desafíos actuales. La crisis del frijol no es solo una cuestión de producción agrícola; es un reflejo de las dificultades que enfrentan los agricultores en un mundo cada vez más afectado por el cambio climático y la necesidad de adaptación tecnológica. La situación en Durango es un llamado urgente a la acción para garantizar la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible del sector agrícola en la región.





Noticias Similares



Noticias Destacadas



Más de Meganoticias