Buscar
23 de Junio del 2024
Tecnología

Cohete lanzado a la luna experimenta problemas

Cohete lanzado a la luna experimenta problemas

Miami, 8 ene (EFE).- La misión comercial estadounidense a la Luna Peregrine, que busca llevar instrumentos de la NASA y de varios países a la superficie lunar, despegó esta madrugada con éxito desde el centro de Florida, pero se está quedando sin energía para llegar a su destino, informó la compañía Astrobotic.

La empresa señaló que su nave espacial Peregrine, con la que ahora ha perdido contacto, ha experimentado una "anomalía" que le ha impedido apuntar sus paneles solares de manera estable al Sol.

Agregó en una nueva actualización que la causa probable es una "anomalía de propulsión que, si resulta cierta, amenaza la capacidad de la nave espacial para realizar un aterrizaje suave en la Luna".

La compañía dice que "la batería de la nave espacial está alcanzando su nivel operativo más bajo" y que perdió la comunicación con ella como se preveía.

"Antes de entrar en un período conocido de interrupción de la comunicación, el equipo desarrolló y ejecutó una maniobra improvisada para reorientar los paneles solares hacia el Sol", indicó.

Después de esta maniobra, "la nave espacial entró en un período esperado de pérdida de comunicación".

La empresa subrayó a través de las redes sociales que la misión, la primera robótica comercial estadounidense a la Luna, no podrá continuar salvo que logren cargar las baterías y mantener un suministro de energía.

La Misión Peregrine Uno (PM1) de Astrobotic se lanzó esta madrugada con éxito sobre el nuevo y poderoso cohete Vulcan Centaur de United Launch Alliance (ULA) desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida.

Astrobotic indicó que después de la activación exitosa de los sistemas de propulsión, el módulo Peregrine entró en un estado operativo "seguro". Sin embargo, "desafortunadamente se produjo una anomalía que impidió a Astrobotic lograr una orientación estable hacia el Sol", agregó.

La empresa dijo que el módulo, que mide 1,9 metros de alto y 2,5 metros de ancho, se separó de forma exitosa del cohete Vulcan.

En ese sentido ULA comentó que pese a los "problemas con el módulo de aterrizaje", la misión inaugural del cohete Vulcan es "un paso más para volver a llevar humanos a la Luna".

"El Vulcan de ULA lanzó y desplegó con éxito el módulo de aterrizaje lunar Peregrine de Astrobotic", indicó en la red social X.

Por su parte, Astrobotic Indicó que antes del fallo, el módulo de aterrizaje lunar comenzó a recibir telemetría a través de la Red de Espacio Profundo de la NASA.

Agregó que en ese momento los sistemas de aviónica, incluida la unidad principal de comando y manejo de datos, así como los controladores térmicos, de propulsión y de potencia, se encendieron y funcionaron como se esperaba.

La empresa detalló que los ingenieros estaban trabajando en el problema y proporcionarán actualizaciones cuando tengan más información.

El nuevo cohete, de dos etapas, se inauguró hoy con dos cargas útiles: el módulo de aterrizaje Peregrine para la NASA, y otra comercial que incluye las muestras de ADN de tres expresidentes y cenizas de actores de la serie de televisión original Star Trek.





Noticias Similares



Noticias Destacadas



Más de Meganoticias