REGRESAR
Los Mochis / Cultura

Artesanos de San Miguel visten de color las fiestas tradicionales

Artesanos de San Miguel visten de color las fiestas tradicionales

Las manos que elaboran ténabaris, máscaras, tambores y sonajas previo a semana santa, llevan el nombre de Francisco Javier Melendrez, joven artesano originario de San Miguel Zapotitlan quien desde hace 25 años da vida y color a las fiestas tradicionales indígenas en la tierra del venado, pascola y judío.


Aunque es maestro de educación física de profesión su afición por el arte fue descubierta en su infancia y hoy en dia lo ha llevado a transformar pieles y madera en instrumentos representativos de la historia indígena. 


"Aquí se hacen todos los instrumentos musicales para rituales mayos - yoremes, se hacen las sonajas, los tambores,los cintos para los danzantes, las cabezas de venado, incluso hasta las arpas" 


Su obra simboliza a los soldados romanos que crucificaron a Jesucristo durante la representación de la Semana Santa yoreme y es utilizada por los judíos al iniciar la temporada de cuaresma. 


Las sonajas danzantes llevan el color rojo en representación de la sangre de cristo, mientras que los rayos del sol curten las pieles de venado y cochi jabalí que se utilizan para las máscaras tradicionales. 


"Ya que está estacado lo quitamos, tomamos las medidas, hacemos tipo un triángulo y de ahí se hace la máscara, se hace la horma , se ponen las narices, se hacen los ojos, las orejas, prácticamente en dos días puedes hacer una máscara" 


Con el paso del tiempo los diseños han ido cambiando por los clientes, quienes prefieren modelos moderno buscando la atracción de la gente, a pesar de ello difícilmente la tradicional original podría quedar en el olvido. 


"Lo único que se ha distorsionado son las figuras, eso sí, pero la tradición no se ha perdido, por que todos los que vienen son respetuosos, vienen, bailan, vienen cuidan y hacen los contis que es el recorrido que va vigilando a cristo" 


Los pasos de los danzantes se oyen sonar por el ténabari , producto del capullo de la mariposa cuatro espejos que es recolectada en el paso por el monte al escuchar el teñido, se le llama así a "el caminar del hombre". 


"Ya que están aquí, nosotros tienen una basurita dentro, los sacamos y primero los llenamos de piedrita los doblamos y luego los dejamos así y va de uno por uno , hasta que hacemos las tiras" 


Su venta varía entre 100 a 150 máscaras por temporada con un valor de 400 a 200 pesos dependiendo el diseño y el material. 


Después de un año de espera comunidades yoremes dedican su tiempo a dar continuidad a sus costumbres y mandas que resisten a desaparecer. 








NOTICIAS DESTACADAS DE HOY





Programas

LO MÁS LEÍDO


DEJA UN COMENTARIO




Configura tu ciudad para ver
NOTICIAS RELEVANTES PARA TI

Al seleccionar la ciudad, aceptas que este sitio web puede utilizar cookies para mejorar tu experiencia.