Buscar
21 de Julio del 2024

Agraría

Camaronicultura, actividad resiliente en Sinaloa

Producción y cosecha de camarón de granja, una actividad primaria que se ha tecnificado con el paso de los años.

Guasave, Sinaloa.- La camaronicultura es una técnica acuícola que consiste en la producción y cosecha de camarón de granja para el consumo humano que genera alrededor de mil 200 empleos directos en el norte de Sinaloa en zonas de alta marginación.

México posee alrededor de 120 mil hectáreas de superficie para cultivo de camarón, de las cuales Sinaloa cuenta con 70 mil, siendo este el estado con mayor superficie para la producción del crustáceo en todo el país, esto convierte a México en el Séptimo lugar a nivel mundial en producción de camarón de cultivo con 220 mil toneladas al año.


La técnica para producir el crustáceo surgió hace más de 40 años en Japón, tomando camarón silvestre para hacerlo desovar en condiciones de cautiverio, a raíz de este hecho conforme ha pasado el tiempo, han ido mejorando los procedimientos, de tal manera que actualmente el camarón que se cosecha es producido en laboratorios, en donde se tiene un proceso controlado de reproducción en la búsqueda del rápido crecimiento y resistencia para que pueda sobrevivir.


Actualmente el camarón se considera comercial desde los 5 gramos y se producen más de 16 tallas, que van desde la más grande la cual se se categoriza como U-15, hasta la 100/110 la más pequeña, sin embargo la que más se comercializa en México y el mundo es la talla 14/16 gramos, un rango de camarón juvenil que comúnmente se le llama "coctelero".


El proceso inicia en el laboratorio, el 90 por ciento de ellos ubicados en la franja costera entre El Rosario y Mazatlán, quienes surten larva a Sinaloa y otros estado como Sonora y Nayarit, posteriormente tras un proceso de selección, la post larva es vendido y transferido a las granjas para su proceso de engorda, y así de esta manera llevar su crecimiento desde los 10 miligramos hasta los 35 gramos o más, así lo aseguró Carlos Urías Espinoza, productor de camarón de granja en Sinaloa.

"Tenemos dos características en el empleo que generamos, generamos empleos en zonas de alta marginación, las granjas están en los campos pesqueros, donde no hay ningún otro empleo, terminan sus temporadas que cada vez son más cortas y sus fuentes de empleo son las granjas, y ahí trabajan de alimentadores, veladores, cepilladores, bomberos, cosechadores, además las plantas llegan a generar hasta más de 100 empleos en la temporada".


Urias Espinoza aseguró que el mercado más demandante en México es el de tallas como la 14/16, en el caso de Sinaloa granjeros operan para llegar a esa talla haciendo dos ciclos, sembrando en marzo y cosechando a mediados de junio, para posteriormente sembrar y cosechar para el mes de octubre.


"El camarón es comercial desde los 5 gramos, podemos ir 10 y 12 hasta alcanzar los 35 gramos, entonces cuando hacemos el proceso de selección hay una diversidad de tallas, hay más de 16 tallas".

Por otra parte, el productor mencionó que en los últimos dos años, la exportación de camarón de granja al extranjero prácticamente ha desaparecido, ya que de 40 mil toneladas, a lo mucho actualmente se exportan entre 3 y 4 mil toneladas, esto a causa de la competitividad con otros países como Ecuador, el mayor productor en el mundo, y quienes ofertan los precios más bajos del mercado.

"Tradicionalmente estábamos exportando cerca de las 40 mil toneladas, el mercado principal era Estados Unidos, pero exportábamos a Europa e incluso a China, el 80 por ciento del mercado a Estados Unidos y el otro 20 por ciento a Europa y Asia, especialmente en China y Japón, sin embargo en estos últimos años casi desapareció por asunto de la competitividad".






Noticias Similares



Noticias Destacadas



Más de Meganoticias