REGRESAR
Obregón/Navojoa / Cultura

INAH continúa con los trabajos de preservación de sitios arqueológicos




El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Sonora, continúa con la gestión para la protección de los bienes arqueológicos que se encuentran en el embalse de la Presa Bicentenario o Pilares, en la comunidad de San Bernardo, Álamos.

Previo a la construcción de este proyecto hidráulico, el INAH realizó la primera fase del salvamento arqueológico, que consistió en reconocer el área del proyecto, logrando localizar y registrar 44 sitios arqueológicos.

El área donde se construyó la presa, en la actualidad es un territorio con una gran riqueza natural y cultural, donde se comparten y amalgaman tanto las tradiciones culturales mayo y guarijío, como la mestiza, interactuando entre las poblaciones asentadas en la ribera del río Mayo.

La investigación arqueológica, determinó que en el área que ocupa la Presa Pilares, se encuentran 33 asentamientos prehispánicos, ubicados en las mesetas, cerros y laderas que delimitan al río Mayo, estos sitios arqueológicos evidencian una larga ocupación humana en la zona, que va desde la época prehispánica, colonial, hasta nuestros días. En algunos casos donde hoy permanecen comunidades y ranchos, existen restos arqueológicos que señalan la presencia de una ocupación continua históricamente.  


La zona de Chorijoa es la de mayor amplitud y por consecuencia, la de impacto en el embalse de la presa, ahí se concentra el mayor número de sitios habitacionales, cuyos antiguos pobladores como los actuales, aprovecharon la planicie de inundación del río para la agricultura. Patrimonio que se encuentra en riesgo de perderse.

También se localizaron 11 sitios con petrograbados, lo cual permitió el registro de más de 140 diseños rupestres; lográndose identificar la incesante representación de un personaje, grabado en las rocas con grandes extremidades y en actitud de estar saltando. La correlación entre el grabado rupestre y la leyenda mayo-macurawe, contada en la comunidad de Chorijoa, establece que en la región existió un gigante que cruzó el río Mayo, dejando huellas en sus márgenes.

Con base a la Ley Federal de Zonas y Monumentos Arqueológicos, Artísticos e Históricos y atendiendo la urgencia de salvamento de estos bienes culturales, es que el INAH continúa realizando el seguimiento administrativo y legal para la protección de este patrimonio.

Asimismo, seguirá impulsando acciones para concretar la firma y ejecución de un convenio con la Comisión Estatal del Agua, el Fondo de Operaciones de Obras Sonora Si (FOOSSI) del Gobierno del Estado de Sonora y la Comisión Nacional del Agua, que establece el inicio de los trabajos de campo de estos bienes culturales, hacia el mes de octubre (según comunicado conjunto de las tres instituciones, del 4 de agosto del presente).






NOTICIAS RELACIONADAS




NOTICIAS DESTACADAS DE HOY






Programas





LO MÁS LEÍDO


DEJA UN COMENTARIO




Configura tu ciudad para ver
NOTICIAS RELEVANTES PARA TI

Al seleccionar la ciudad, aceptas que este sitio web puede utilizar cookies para mejorar tu experiencia.