REGRESAR
Obregón/Navojoa / Clima

Solicitan declaratoria de emergencia en Sonora




Hay que recordar que, en Sonora, el 48% del estado presenta clima seco y semiseco localizado

en la Sierra Madre Occidental, el 46.5% presenta clima muy seco, localizado en las Llanuras

Costera del Golfo y Sonorense 4% es templado subhúmedo se encuentra hacia el este del estado

y el restante 1.5% presenta clima cálido subhúmedo localizado hacia el sureste.

Los datos de precipitación muestran que Sonora está caracterizada por cambios climáticos

extremos, típicos de la franja donde se ubican los grandes desiertos del mundo.

Se presentan dos temporadas de lluvias, las de verano (mayo-noviembre) y las de invierno

(diciembre-marzo), conocidas como equipatas.

La precipitación promedio anual en Sonora es de 450 mm, las lluvias más abundantes ocurren

durante el verano, en los meses de julio a septiembre, en tanto que las menos copiosas,

generalmente se presentan en mayo y junio.

Uno de los fenómenos climáticos que más afecta a las actividades económicas del Estado es la

sequía, el SMN de la CONAGUA, que se encarga de detectar el estado actual y la evolución de

este fenómeno. Para ello se apoya en el Monitor de Sequía en México (MSM) que a su vez forma

parte del Monitor de Sequía de América del Norte (NADM).

Según el monitor de sequía de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), al 30 de noviembre

del 2020, TODO el Estado de Sonora, está con sequía en mayor o menor grado, presentando

varias categorías; el 0.1% del territorio sonorense estaba anormalmente seco, 7.4% con sequía

moderada, 55.5% con sequía severa (32 municipios), el 35.2% con sequía extrema (35

municipios) y 1.8 % con sequía excepcional (5 municipios).

Los 32 municipios con sequía severa, según el censo del 2010 del INEGI, contaban con una

población de 1,343,724 habitantes, los 35 con sequía extrema, una población de 1,210,043 y los

5 restantes con sequía excepcional, con 108,713.

Los 32 municipios con sequía severa son: Aconchi, Arivechi, Bacadéhuachi, Bacanora,

Bácum, Baviácora, La Colorada, Divisaderos, Empalme, Granados, Guaymas, Hermosillo,

Huásabas, Huatabampo, Mazatán, Moctezuma, Nácori Chico, Onavas, Rayón, Sahuaripa, San

Felipe de Jesús, San Javier, San Luis Río Colorado, San Miguel de Horcasitas, San Pedro de la

Cueva, Soyopa, Suaqui Grande, Tepache, Ures, Villa Pesqueira, Yécora y San Ignacio Rio

Muerto.

Con 35 municipios en sequía extrema: Álamos, Arizpe, Atil, Bacerac, Bacoachi, Banámichi,

Bavispe, Benjamín Hill, Cajeme, Cananea, Carbó, Cucurpe, Cumpas, Etchojoa, Fronteras,

Huachinera, Huepac, Ímuris, Magdalena, Naco, Nacozari de García, Navojoa, Nogales,

Opodepe, Oquitoa, Pitiquito, Puerto Peñasco, Quiriego, Rosario, Santa Ana, Santa Cruz,

Trincheras, Tubutama, Villa Hidalgo y Benito Juárez.

Con 5 municipios en sequia excepcional: Agua Prieta, Altar, Caborca, Sáric y General Plutarco

Elías Calles.

Lo anterior, debido a que, según la CONAGUA, el año 2020, ha sido el peor año en captación

de precipitaciones en los últimos 23 años, superando a 1983 que se caracterizó por haber

estado muy por debajo de la media anual de lluvias, lo que pone a Sonora en una situación grave.

Si bien es cierto, que a finales del año pasado (2019), se presentaron lluvias extraordinarias en

algunas regiones de la entidad, que permitió que los almacenamientos de las presas se

recuperaran para el 8 de diciembre del 2019 y registraran, en el caso del Sistema del Río Yaqui

con el 67.4%, Río Mayo 48.2% y el molinito sobre el Río Sonora de 82.8%, con algunas lluvias

los primeros meses del presente año, ya no se volvieron a presentar en todo el Estado lluvias

significativas, que incluso, según la CONAGUA, el mes de agosto del 2020, fue el más seco

de toda la historia.

Lo que ha impactado fuertemente la actividad pecuaria y próximamente la agrícola del sur de la

entidad.

La temporada de lluvias y ciclones tropicales, oficialmente se cerró el 30 de noviembre,

con la peor temporada para el sector ganadero en los últimos 50 años, ya que la falta de

lluvias ocasionó que la mayoría de los represos ganaderos no almacenaran agua, obligando a

los ganaderos en muchas regiones a acarrear agua para darle de beber al ganado, así como

alimentación, ya que no creció el pasto en las praderas y el monte está tan seco en la sierra que

no permite el ramoneo del ganado.

Al cierre de la temporada de ciclones tropicales, en el Océano Pacífico, se habían pronosticado

entre 15 a 18 ciclones tropicales, presentándose en total 16, de los cuales, 12 fueron tormentas

tropicales, un huracán categoría 1 y tres huracanes intensos, de los cuales, ninguna afectó al

Estado de Sonora. El promedio anual es de 15 ciclones, con máximo registrado de 24 en 1992 y

un mínimo de 7 en 2010.

Por otro lado, se pronostican lluvias de invierno (equipatas) por debajo de lo normal, debido a la

presencia de "La Niña", que de acuerdo el Servicio Meteorológico de los Estados Unidos, se

pronostica que dicha condición continúe durante la temporada invernal 2020-21 con una

probabilidad de ~95%; y que esta se extienda hasta la primavera 2021 (~65% de probabilidad

durante marzo - mayo de 2021), ya que durante el mes de noviembre e inicios de diciembre de

2020, las condiciones oceánicas y atmosféricas en el Pacífico ecuatorial han sido consistentes

con las condiciones de ENOS - La Niña.

Por lo anterior, la Gobernadora Claudia Pavlovich, conocedora de la actividad agropecuaria,

instruyó a la SAGARHPA, para que evaluaran los daños que la sequía ha ocasionado a dicho

sector, que es la encargada de gestionar ante SADER la declaratoria de emergencia y apoyos

correspondientes.

Por otro lado, la sequía también impacta las fuentes de abastecimiento de agua potable, por lo

que la Comisión Estatal del Agua, está terminando, en coordinación con los Organismos de Agua

Potable de los municipios, la evaluación del déficit del vital líquido a la población.

Para solicitar la Declaratoria de Emergencia, todavía se utiliza la metodología del extinto

FONDEN, para los cual, las Entidades Federativas podrán solicitar la corroboración de la sequía

severa a la CONAGUA en un plazo de hasta ocho días hábiles, contados a partir de que concluya

el periodo normal de lluvias (30 noviembre), terminando dicho plazo el próximo jueves.

Sin embargo, la Gobernadora ya efectuó la solicitud de corroboración a la Directora General de

la CONAGUA, quién como instancia facultada, tendrá hasta siete días hábiles contados a partir

del día siguiente a la recepción de la solicitud señalada anteriormente, para notificar a la Entidad

Federativa solicitante respecto del dictamen de corroboración de los municipios con sequía

severa.





NOTICIAS RELACIONADAS




NOTICIAS DESTACADAS DE HOY






Programas





LO MÁS LEÍDO

Configura tu ciudad para ver
NOTICIAS RELEVANTES PARA TI

Al seleccionar la ciudad, aceptas que este sitio web puede utilizar cookies para mejorar tu experiencia.