Buscar
28 de Febrero del 2024
Deportes

El "Chacho" Ramos, otro futbolista de la "Generación Dorada"

El

 Sin duda, Pedro "Chacho" Ramos fue una pieza fundamental en la increíble hazaña del futbol sonorense, que logró la llamada "generación dorada", de conquistar el tricampeonato nacional de Primera Fuerza (1979, 1980 y 1981) hace más de tres décadas.

Hoy, 34 años después de que Sonora consiguió el primero de tres campeonatos nacionales seguidos en la máxima categoría del balompié, en Chetumal, Quintana Roo, en 1979, Ramos Ruiz celebra su ingreso al Salón de la Fama del Deportista Sonorense como parte de la Clase 2023.

"En 1978 fuimos subcampeones en Jalisco, y al año siguiente, en 1979, ganamos el primer campeonato en Chetumal, no sin antes jugar la final adelantada ante los tapatíos, de hecho, a mí me tocó cuidar al "Chícharo" Hernández, al papá del ?Chicharito?, y pues? no me hizo nada (risas)".

"Después en el ?80 repetimos el campeonato siendo sede (del Campeonato Nacional de Futbol) porque jugamos en el estadio "Héctor Espino", en ese entonces casa de los Naranjeros; el diamante quedó habilitado como campo de futbol, no se podía remover la loma de lanzar y así jugamos, además, las porterías fueron ubicadas por la primera base y el jardín derecho", destacó.

El tricampeonato llegó en 1981 en Tabasco, de eso hace 32 años, sin embargo, el "Chacho" recuerda como si fuera ayer la conquistar del cetro, pues aún no se borra de su mente el juego más difícil: la semifinal ante la selección anfitriona, a la cual vencieron en un durísimo duelo.

"En ese juego de semifinal estábamos empatados 1-1, Tabasco traía un equipazo, en eso, con el juego en la balanza, salió un córner (tiro de esquina) y en un cabeceo la pelota llegó hasta la media cancha, entonces, yo como defensa, sólo pensé en centrar el balón y para fortuna mi disparo entró por el ángulo de la portería para el 2-1. Después se empató el marcador y ganamos en tiempo extra", agregó.

Incluso, esa espectacular proeza impactó sobremanera en el deporte sonorense, pues, debido a ello, se creó el estadio de futbol "Héroe de Nacozari" y dio pie a la edificación de la Unidad Deportiva del Noroeste, en 1985, que, en un primer plano tenía además el Centro de Usos Múltiples y la alberca "Héroes de Caborca".

Otro de los pasajes inolvidables que vivió con el equipo de Sonora, fue derrotar a la selección nacional juvenil, por marcador de 4-1, en 1979 en el "Héctor Espino", en ese equipo "Tricolor" militaban jugadores que después serían profesionales de la talla de Gonzalo Farfán, Fernando Tena y Pedro Soto.

Lleno de emoción, Ramos Ruiz, dio un agradecimiento a los compañeros de la "generación dorada", así como a otros jugadores que compartieron la cancha con él cuando jugó en Primera Fuerza, pero, sobre todo reconoció el apoyo incondicional de su madre, Rita Ramos, quien acaba de cumplir 98 años de edad.

"Siempre será un gran orgullo haber representado a Sonora en todos los niveles, es lo máximo pertenecer a la Clase 2023 del Salón de la Fama, ahí está mi trayectoria; recuerdo mucho una frase de mi papá ?vas a vivir de la patada? (risas) pues sabía de la pasión que sentía por el balompié", comentó sonriente.





Noticias Similares



Noticias Destacadas



Más de Meganoticias