Buscar
29 de Febrero del 2024

Economía

El jugoso negocio de las calles

  • "La calle es de quien se la agandalla"
  • En la CDMX es ambulantaje está en casi todos lados

Por: Abel Martínez Luna

Pese a ser espacios públicos, miles de calles están copadas de comerciantes informales.

¡¡¡Es el negocio de las calles!!!

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional del Pequeño Comerciante, indica, "ropa, dulces, lentes, perfumes, mascadas, comida, de todo se vende en la calle. La calle es de quien se la agandalla, un grupo la toma, por tanto esa calle ya no es de nosotros es de ellos".

En Ciudad de México, el 22% de las manzanas, más de 11 mil, tienen puestos y ambulantes.

Gerardo Cleto López Becerra, presidente del Consejo para el Desarrollo del Comercio en Pequeño, revela "no existe un padrón oficial, pero estimamos que en el comercio ambulante viven o se mueven alrededor de 1 millón y medio y dos millones de personas".

Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc, son las alcaldías con más informales.

Víctor Valdivia, economista, denuncia, "hay calles que tienen techo, pavimento, loseta y tienen una estructura con techos de lámina con conexiones eléctricas, convirtieron las calles en sus pequeños centros comerciales". Organizaciones y supervisores dominan con corrupción. Los líderes ordenan lugares, cobran cuotas y pagan sobornos, y donde no hay, cobran los supervisores.

Para López Becerra, "la negociación que se da entre los líderes y los encargados de las alcaldías es una práctica común, por eso decimos que en el ambulantaje todas las autoridades en alcaldías y municipios tienen la responsabilidad".

Rubén tiene 10 años vendiendo alimentos en calles de Coyoacán, por siete años pagó 600 pesos semanales a un particular que sin ser autoridad controlaba la venta en unidades habitacionales.

Hace 3 años cambió de explotador, ahora son trabajadores de la alcaldía, le cobran 250 pesos semanales.

 "Sabemos que no hay permisos para ciertos vendedores ambulantes, de una u otra manera es una cuota que tienes que pagar para que te dejen trabajar, sino te quitan, te levantan con la camioneta y no te dejan trabajar. Ellos trabajan en la delegación y no se identifican, pero cuando vienen a buscarte vienen con la camioneta de la delegación, con la alcaldía", agrega.

En Calzada del Hueso, entre Tlalpan y Miramontes, hay más de 100 puestos, la mayoría de comida; dos grupos de franeleros que cobran si te estacionas en la calle. Entre todos aportan unos 6 mil pesos diarios, más de 2 millones al año, sólo en unas cuadras.

"Aquí todos, el que vende cacahuates, el que vende gelatinas, jugos, el que vende tortas, todo va parejo", denuncia Rubén.

El comercio informal no es delito, pero no está permitido. El Congreso de la Ciudad de México, tiene en la congeladora una iniciativa de ley que regularía el comercio en la vía pública. Por ahora, hay un reglamento para no asalariados, pero no están incluidos los puestos de comida, productos, ni los "viene viene".






Noticias Similares



Noticias Destacadas



Más de Meganoticias