Buscar
05 de Febrero del 2023
App MegaNoticias Android App MegaNoticias iOS
Meganoticias

Restauran rostro de hombre enterrado como “vampiro” hace 200 años

Restauran rostro de hombre enterrado como “vampiro” hace 200 años
Por: Ángel Espinoza Alonso
Guadalajara
02-11-2022

Científicos estadounidenses lograron restaurar el rostro de un hombre que fue enterrado como "vampiro" hace 200 años en el estado de Connecticut, a principios del siglo XIX.


De acuerdo a un artículo publicado por la revista científica Live Science, un equipo de expertos estadounidenses lograron restaurar el rostro de un hombre que fue enterrado en el estado de Connecticut hace más de 200 años como vampiro. Según el artículo, la identidad del difunto había sido un misterio desde el descubrimiento de su tumba en 1990 cerca del pueblo de Griswold. El desafortunado cuando falleció era un hombre de mediana edad que sufría de tuberculosis, una enfermedad bastante extendida y mortal a principios del siglo XIX.


Los expertos llegaron a la conclusión de que los lugareños lo consideraron un vampiro y llevaron a cabo la exhumación del cadáver. Esta hipótesis fue tomada debido a la disposición inusual de los huesos, que indicaba que el fallecido fue mutilado "postmortem". 


Según Ellen Greytak, directora de bioinformática de Parabon NanoLabs, las personas que lo enterraron creían que de esa manera no podría salir de la tumba. "Los fémures fueron separados y doblados transversalmente [en forma de cruz] sobre el pecho. De esa manera no podría levantarse de la tumba y atacar a los vivos", explicó la científica, quien informó que se trabajó de manera conjunta con militares para estudiar los restos.


¿QUIEN FUE EL VAMPIRO DE CONNECTICUT?

Por su parte, un artículo anterior publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina en 2019 reveló que el ataúd del "vampiro de Connecticut" tenía tachuelas de latón que decían "JB55". Así mismo se había definido que el ADN del hombre, a más de 200 años después de su muerte, pertenecía a un granjero pobre, llamado John Barber, quien probablemente murió de tuberculosis a los 55 años.


Para asegurarse de que se tomó el ADN de la persona indicada, los científicos lo compararon con el ADN de los restos de un pariente suyo inhumado cerca. "Establecimos que eran familiares de tercer grado, o primos hermanos", explicó la científica. 





Noticias Similares

Ver Más+


Más de Cultura

Ver Más+