Buscar
27 de Noviembre del 2022
App MegaNoticias Android App MegaNoticias iOS
Meganoticias

96 cañonazos, campanadas y flores en homenaje a la Reina

96 cañonazos, campanadas y flores en homenaje a la Reina

Noventa y seis salvas de cañón, una por cada año de su vida, disparadas simultáneamente desde varios puntos emblemáticos de Reino Unido despidieron este viernes a la Reina Isabel II, la monarca británica más longeva, que el pasado 6 de febrero cumplió setenta años en el trono.


En Londres, el Ejército disparó desde Hyde Park y la Torre de Londres, además de los castillos de Edimburgo (Escocia) y Cardiff (Gales) y en otras ubicaciones como Belfast (Irlanda del Norte), Plymouth y Gibraltar, además de buques en el mar.



La muerte de la soberana también es conmemorada hoy por la Cámara de los Comunes británica, cuyos diputados guardaron un minuto de silencio a mediodía y le rendirán tributo hasta las diez de la noche.

Al iniciar el homenaje, la nueva primera ministra británica, Liz Truss, dijo que Isabel II fue una de "los grandes líderes que el mundo ha conocido" y dijo que "reinventó la monarquía" para la edad moderna.

Su hijo de 73 años, será proclamado oficialmente rey Carlos III el sábado en un acto en el palacio londinense de St James.

La Reina Isabel II, jefa de Estado del Reino Unido y 14 países de la Commonwealth, falleció este jueves a los 96 años en su castillo escocés de Balmoral, tras siete décadas de reinado en las que capeó numerosas crisis de una monarquía que ahora abre un nuevo capítulo.

Era "una soberana querida y una madre amada", su muerte es "un momento de gran tristeza para mí y para todos los miembros de mi familia", dijo su hijo mayor Carlos, de 73 años, quien se convirtió automáticamente en el nuevo monarca.


Él y Camila, la nueva reina consorte, pasaron la noche en Escocia y regresan a Londres este viernes, informó el Palacio de Buckingham.

El deterioro de la salud de Isabel II se aceleró en los últimos días. El martes había recibido al primer ministro dimisionario, Boris Johnson, y a su sucesora, Liz Truss, en Balmoral, renunciando por primera vez en su largo mandato a celebrar este acto protocolario en Londres, para evitar un viaje de 800 km.

Dos días después, sus médicos se declararon "preocupados por la salud de su majestad y recomendaron que permanezca bajo vigilancia médica".

Inmediatamente viajaron hasta Escocia sus hijos y nietos.

Mucha gente se reunió frente al Palacio de Buckingham y colocó ofrendas florales en honor a Isabel II. 


Carlos III, primogénito de la reina dio su primer mensaje como rey, en su discurso otorgó el título de Príncipe de Gales (a William) y prometió servir con amor a Reino Unido.

La Guardia Real Británica también realizó una emotiva despedida a la Reina Isabel II en el Palacio de Buckingham.










Noticias Similares

Ver Más+


Más de Sociales

Ver Más+