Buscar
25 de Mayo del 2024

Ecología

Río Lerma: ¿la contaminación lo mató?

El río Lerma, con una longitud de más de 700 kilómetros y que atraviesa una parte del Estado de México y otros estado de la República Méxicana, era reconocido por ser un recurso natural básico para las actividades humanas, proveyendo agua y humedad a miles de hectáreas de cultivos de las márgenes y dotando de energía eléctrica a la Ciudad de México.


Hoy, este río tiene otra realidad, pues la contaminación se ha apoderado en su totalidad de sus aguas; datos de la CONAGUA indican que del total de kilómetros de este río, tan solo cero por ciento, no está contaminado.

La Cuenca Alta del río Lerma es una de las zonas con mayor desarrollo económico, en esta zona se localizan alrededor de 2 mil 500 industrias que alternan con la agricultura y concentra una población de más de 2 millones de personas por ende los desechos, residuos tóxicos industriales y domésticos ha logrado que las aguas de este río se contaminen cada dia mas. 


En sus aguas hay contaminantes como desechos y químicos no biodegradables que impiden el flujo adecuado de ese afluente y metales pesados, estos consumen el oxígeno del agua y se acumulan en el sedimento, siendo una fuente de gases como metano y amoniaco y la liberación o acumulación de contaminantes orgánicos e inorgánicos, siendo estos un peligro latente para la salud. 

Biológicamente el Río Lerma está muerto, así lo afirman investigadores del Instituto Interamericano de Tecnología y Ciencias del Agua UAEMéx, pues sus aguas ya no son funcionales ni sanas. 

Ante esta problemática se han realizado esfuerzos por parte de autoridades, instituciones, investigadores y sociedad para poder revertir un poco de la problemática, entre estos destaca el tratamiento de aguas, el uso de materiales biodegradables para utilizarlos como barrera química y así absorber los contaminantes del agua, pero ninguno de estos ha sido suficiente para esta gran problemática. 






Noticias Similares



Noticias Destacadas



Más de Meganoticias