Buscar
06 de Octubre del 2022
App MegaNoticias Android App MegaNoticias iOS
Meganoticias

"Queremos que cese la violencia y la injusticia", Cardenal

La fe, es lo único que le queda a muchas familias que tienen algún miembro desaparecido desde hace semanas, meses o años, la fe de encontrarles, de seguir buscando, de no olvidar y no permitir que las autoridades les olviden.


Esa fe, llevó a familias enteras, a buscar un refugio en las palabras del Cardenal Francisco Robles Ortega, quien este domingo, dedicó la homilía, a las personas desaparecidas y las familias víctimas de este delito; "queremos que cese la violencia y la injusticia que ha desaparecido tan cruelmente a tantos hermanos y hermanas, y que ha marcado con el dolor y sufrimiento a tantas familias".

Las oraciones aseguró el cardenal, ante decenas de familias en la Catedral, son para "que los que han sido desaparecidos, se vuelvan a encontrar, los podamos ubicar, los podamos abrazar de nuevo, es una necesidad que urge, porque marca el corazón de las personas, de las familias que viven la tragedia y la incertidumbre de sus seres queridos desaparecidos".

Lamento que las familias con personas desaparecidas viven un calvario; "para ellos no hay noche, no hay día, no hay semana, no hay mes, ya no hay tiempo para otra cosas, más que para buscar llenar ese vacío de la ausencia del ser que injustamente ha sido desaparecido, ha sido arrebatado del seno de sus seres queridos".

Ante la situación de violencia y desapariciones "no podemos estar en paz, no podemos ser un país en armonía, para buscar el bien común, el bien de todos, tenemos ese capítulo pendiente a parar y a resolver", agregó Robles Ortega, quien solicitó que en oración, pidamos ayuda divina para frenar este mal, "no es imaginaria la necesidad, no es un ocurrencia, es una realidad lacerante y dolorosa de nuestras familias y de nuestra sociedad", lamentó.

Pidió también para que los jóvenes no olviden "la sacralidad de la vida" y que respeten a los otros, por lo que insistió en la importancia de la resistencia, persistencia y tolerancia.

La Catedral lució llena, familias enteras y colectivos, mostraron pancartas, fotos, fichas de búsqueda de hombre y mujeres, jóvenes y adultos que han desaparecido en el estado.

El ánimo era de tristeza, pero también de esperanza, algunas familias se abrazaban, algunas madres contuvieron las lágrimas mientras miraron al cielo y otras más, dejaron salir el sentimiento de dolor e impotencia. A la misa asistieron niños, adultos, incluso personas en sillas de rueda, para pedir por la localización de sus desaparecidos.












Noticias Similares

Ver Más+


Más de Seguridad

Ver Más+