REGRESAR
CDMX / Salud

Entra en vigor en Italia el superpase verde

Entra en vigor en Italia el superpase verde


En la lucha para intentar contener la pandemia de Covid-19, Italia reforzó a partir de hoy sus medidas para contener la enfermedad provocada por el virus Sar-Cov-2 con el nuevo certificado sanitario reforzado, que restringe aún más las actividades a los no vacunados, además de aumentar los controles en autobuses, metro y zonas comerciales, principales focos de contagio en Navidad.


El mundo teme un rebrote y una nueva ola de contagios, tras la aparición de la nueva variante Ómicron, la cual es preocupante y se teme que podría ser más contagiosa, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El nuevo certificado se le proporciona a los ciudadanos vacunados y a quienes hayan superado la enfermedad. Este documento es obligatorio para poder tener acceso a bares, restaurantes, cines y teatros, pero también para entrar en eventos deportivos, discotecas, fiestas y ceremonias públicas, y estará vigente hasta el próximo 15 de enero.

El llamado "Superpase Verde", es una versión reforzada del ya existente "Pase Verde", el certificado sanitario de Italia que incluye a vacunados, curados y portadores de una prueba PCR negativa. El reforzado, en cambio, se concede sólo a las personas que se han vacunado completamente contra la Covid o que han superado la enfermedad.

Los pases basados en las pruebas seguirán estando disponibles para acceder a todos los lugares de trabajo y al transporte público. Está claro que el "Superpase Verde" pretende dirigirse a aquellas personas que han decidido no vacunarse.

¿Cuál es la diferencia entre el pase verde y el superpase verde o reforzado?

El Ministerio de Sanidad lanzó una aplicación que permite comprobar la validez del "super certificado verde", como se le denomina en Italia y con una validez de nueve meses desde la última dosis para los vacunados y de seis meses para los que se hayan curado de la Covid-19.

Mientras que el certificado normal, que también incluye a los poseedores de una prueba de antígenos negativa, será obligatorio para trabajar, acceder al transporte público, entrar en los museos y transitar por las zonas comerciales, pero no en fin de semana, cuando deberá exhibirse el nuevo pase.

La policía nacional, los carabineros (policía militarizada) y el personal de los organismos de gestión del transporte público local se encargarán de pedir el certificado sanitario a los viajeros de metro y autobús a partir de los 12 años, lo que ha generado polémica sobre el transporte escolar.

Los menores desde esa edad deberán mostrarlo en los autobuses escolares y las regiones ya han pedido una "moratoria" para "permitir a todos ir a la escuela", una medida que será examinada por el Gobierno, que insiste en la necesidad de que los medios de transporte sean seguros.

El acceso a bares, restaurantes y otros lugares de ocio será controlado por agentes de la policía local y quien no disponga del certificado exigido para cada actividad se enfrentará a multas de entre 400 y 1.000 euros.

La entrada en vigor de estas nuevas medidas, entre las que se incluye también el uso de cubrebocas en el exterior en los centros de las ciudades y zonas comerciales, ha impulsado la vacunación en los últimos días, en particular de las terceras dosis o de recuerdo.

En Italia, 45.7 millones de personas ya están completamente vacunadas.



























NOTICIAS RELACIONADAS


NOTICIAS DESTACADAS DE HOY







Programas

Configura tu ciudad para ver
NOTICIAS RELEVANTES PARA TI

Al seleccionar la ciudad, aceptas que este sitio web puede utilizar cookies para mejorar tu experiencia.