REGRESAR
CDMX / Denuncia

ūüďĻ'C√°lmate, mi amor', la nueva forma de secuestro


Dos casos similares se acaban de destapar en redes sociales: dos mujeres escribieron sus lamentables experiencias con el fin de alertar a las mujeres con respecto a esta nueva forma de secuestro: No te enojes, ¬°C√°lmate, mi amor!.

La joven se probaba ropa en una tienda el Centro Comercial Santa Fe, cuando sali√≥ fue interceptada por un hombre de aproximadamente 40 a√Īos, quien luc√≠a un traje. La tom√≥ del brazo y comenz√≥ a platicar con ella como si la conociera; cuestion√≥ por qu√© no se hab√≠a comprado el pantal√≥n que se prob√≥. Al ver la actitud del secuestrador, Diana intent√≥ safarse sin conseguirlo. Siguieron avanzando hacia la salida; mientras ella gritaba y ped√≠a ayuda, todos ve√≠an c√≥mo el intentaba calmarla con un: "Vamos afuera, est√°s haciendo todo un drama. Todos nos ven, qu√© verg√ľenza".

"La gente me miraba como si estuviera loca", escribió ella.

Un policía se acercó a preguntar si estaba todo bien; sin embargo, se dirigió a él ignorando por completo los gritos de ella.

Al llegar a la salida del estacionamiento se acercaron dos j√≥venes a ellos y preguntaron si todo estaba bien. Seg√ļn el relato de Diana, el secuestrador¬†segu√≠a en su papel: "Lo siento mucho, es mi pareja, est√° molesta y ya saben c√≥mo son; es asunto de dos".

Para fortuna de la joven, los j√≥venes la defendieron nuevamente asegurando que aunque fuera su pareja no ten√≠a ning√ļn derecho a llev√°rsela si no quer√≠a. Llegaron tres hombres m√°s, entre los cinco safaron la del secuestrador, quien se alej√≥ diciendo "Est√° bien, si eso es lo que deseas vete, ma√Īana se te pasar√° el coraje y platicamos. Cu√≠date".

Diana regresó a la plaza; sin embargo tuvo que quedarse ahí durante un largo tiempo, pues su secuestrador seguía afuera esperándola.

El otro caso sucedió  en el tren ligero de la CDMX.

Yos estaba trasbordando en la l√≠nea azul del metro Taxque√Īa al tren ligero (ruta que recorre diariamente a su trabajo) cuando escuch√≥ que alguien detr√°s de ella le dijo en voz alta: "No te enojes, mi amor, deja de hacer berrinches. Una vez que la forz√≥ a entrar a la cabina del vag√≥n del tren, fue una se√Īora la que se percat√≥ que algo no estaba bien con la joven.

"Creo que ella vio que me mor√≠a de miedo, y cuando √©l me jal√≥ empec√© a decir que no lo conoc√≠a; que me soltara y empec√© a gritar. La se√Īora me jal√≥ hacia ella y √©l se baj√≥ dos estaciones despu√©s. Le dije al polic√≠a lo que pas√≥, y la se√Īora me dijo que me dejar√≠a en mi trabajo", escribi√≥ la v√≠ctima en su cuenta de FB.

Afortunadamente ningunos de los dos se llegó a consumar.








NOTICIAS DESTACADAS DE HOY



DEJA UN COMENTARIO




Configura tu ciudad para ver
NOTICIAS RELEVANTES PARA TI

Al seleccionar la ciudad, aceptas que este sitio web puede utilizar cookies para mejorar tu experiencia.