REGRESAR
CDMX / Salud

Comer verduras podría salvar tu vida

Comer verduras podría salvar tu vida

La ingesta insuficiente de frutas y verduras, causa en todo el mundo aproximadamente 19 por ciento de los cánceres gastrointestinales, 31 por ciento de las cardiopatías isquémicas y 11 por ciento de los accidentes vasculares cerebrales.


De acuerdo a la "Estrategia mundial sobre régimen alimentaria, actividad física y salud" de la Organización Mundial de la Salud, un consumo de estos alimentos, podría salvar 1.7 millones de vidas.


Por ello, la OMS y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, recomiendan la ingesta mínima de 400 gramos diarios de frutas y verduras, excluidas las papas y otros tubérculos feculentos.


Su ingesta previene enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad, y mitigar varias carencias de micronutrientes.


El experto en nutrición Alberto Molás, señaló que el color es el más fácil de encontrar en verduras y frutas. Su contenido de luteína tiene acción antioxidante, además de que contienen calcio, otros minerales y vitaminas y se les considera protectores de huesos, dientes y la vista.


Los de color amarillo (mango, plátano y maíz, entre otros) son ricos en vitamina C, magnesio, ácido fólico y potasio, lo que ayuda a mejorar la salud cardiovascular, la piel y el sistema inmune.


Los alimentos con tonos intensos como el morado y el azul (uvas, cebollas, ciruelas, moras y berenjenas) son antioxidantes y ayudan a la salud mental, a regular la presión arterial y son cardioprotectores.


Mientras que los de color rojo como las fresas, manzanas, pimentones y tomates contienen vitamina C, magnesio y licopeno, sustancias que contribuyen al bienestar del corazón, y también se relacionan con la disminución del riesgo de padecer cáncer.






NOTICIAS DESTACADAS DE HOY



DEJA UN COMENTARIO




Configura tu ciudad para ver
NOTICIAS RELEVANTES PARA TI

Al seleccionar la ciudad, aceptas que este sitio web puede utilizar cookies para mejorar tu experiencia.