< REGRESAR

Continúan trabajos de limpieza en Tlacotalpan tras inundación

Por: Antonio Jiménez
27- 10- 2018




Presencia de personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y de elementos de la Secretaría de la Marina, así como rondines de patrullas estatales son parte de la estampa que hoy tienen las calles de Tlacotalpan.

Los residentes de esta ciudad, considerada desde 1998 como Ciudad Patrimonio Mundial por la UNESCO, intentan recuperar su cotidianidad, sin embargo, aún no bajan sus muebles y demás pertenencias al primer piso de sus viviendas, pues, de acuerdo con el pronóstico de la Servicio Meteorológico Nacional, se prevén tormentas puntuales intensas en Puebla, Veracruz y Chiapas.


En el Golfo de México se espera cielo nublado, actividad eléctrica en zonas de tormentas, bancos de niebla dispersos en las montañas, ambiente templado durante el día y evento de Norte con rachas superiores a 60 kilómetros por hora.


Los vecinos relataron que gracias a la pronta ayuda de los marinos, quienes implementaron en Plan Marina, colocaron miles de costalillas de arena a lo largo del malecón, por lo que las afectaciones fueron menores ante el desbordamiento del Río Papaloapan.


"¡Volovanes!, !empanadas de guayaba!, !agua de coco!", son las expresiones que se escuchan de voz de los vendedores ambulantes en el Parque Zaragoza, con toda la intención de recuperar sus actividades cotidianas, esas que ya hacían antes de que el nivel del agua subiera y los anegara.


Las calles del centro lucen con motobombas de la Conagua que permiten el desazolve de las calles y expulsan el agua estancada al cauce del río, pero también se pasean motociclistas y pobladores a bordo de sus bicicletas, algunos por su mandado y otros más como transporte.


En tanto, continúan limpiando del agua negra sus casas y negocios como la señora Eloisa Arista, de la colonia La Gasera, quien este día colocó su puesto para la venta de nieves y helados de frutas naturales, al mismo tiempo que trata de organizar sus utensilios en la parte superior de su vivienda.


Lo mismo hizo la señora Yamilé Hernández , quien tiene un pequeño expendio de dulces frente al templo de La Canderia, en el parque de Tlacotalpan, donde atendió un grupo de turistas provenientes de la Ciudad de México, quienes recorrieron las calles de la ciudad para admirar las primeras casonas del barrio español.


Para los adultos mayores, esta situación les hizo recordar la inundación que tuvieron en el año 2010, también ocasionada por un frente frío que generó muchas lluvias y derivó en una inundación por las tres venidas, entonces el agua alcanzó una altura de metro y medio al interior de las viviendas.


Hoy, en Tlacotalpan sólo piden que el mal clima se aleje para que les permita continuar con sus actividades diarias, principalmente la pesca y el turismo, porque está ciudad posee una hermosa arquitectura y una gran historia.




Lo más leído