REGRESAR
CDMX / Seguridad

Homicidio culposo, accidente Moreno Valle

Homicidio culposo, accidente Moreno Valle




La fiscalía de Puebla dio un giro a la investigación de las causas del desplome del helicóptero donde murieron la gobernadora Martha Érika Alonso, su esposo el senador Rafael Moreno Valle y tres personas más, al acusar a cuatro implicados de homicidio culposo por informar que la aeronave estaba en buenas condiciones.  


El 27 de marzo, al emitir su informe final sobre el hecho, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ?entonces a cargo de Javier Jiménez Espriú? concluyó que en ningún caso los datos recabados durante 15 meses "indican una responsabilidad o culpabilidad sobre la ocurrencia del suceso" y anunció que remitiría el informe a la Fiscalía General de la República por tratarse de una investigación federal y a la Fiscalía de Puebla para los efectos jurídicos correspondientes.  


Ayer la fiscalía poblana informó de la puesta a disposición del MP del José Antonio "N", María Magdalena "N", Ricardo "N" e Israel "N", trabajadores de la empresa Rotor Flight Services, relacionada con el funcionamiento de la aeronave. Los delitos: homicidio culposo, daño en propiedad ajena culposo y falsedad en declaraciones ante una autoridad.  


De acuerdo con la indagatoria, en 2018 la mujer era responsable del taller y estaba a cargo del mantenimiento de la aeronave; fue detenida por policías capitalinos en la colonia Santa María la Ribera, alcaldía Cuauhtémoc. Luego de notificarle del mandamiento judicial en su contra, fue entregada a policías de la entidad poblana para trasladarla y ponerla a disposición del juez que la requirió a fin de que se determine su situación jurídica.  


La investigación arrojó diversas omisiones atribuibles al taller Rotor Flight Services, sobre todo la falta de información para evitar que la aeronave operara, pues no se encontraba en condiciones para hacerlo desde siete días antes del incidente, debido a que una pieza debió haberse cambiado ocho días antes del accidente.  


De acuerdo con el dictamen final emitido por la SCT, Rotor Flight Service sabía, desde el 13 de diciembre (11 días antes del accidente), que el actuador lineal de roll de la aeronave se encontraba dañado y que necesitaba ser reemplazado para un correcto funcionamiento; el componente había sido instalado el 10 de septiembre de aquel año.  








NOTICIAS RELACIONADAS




NOTICIAS DESTACADAS DE HOY







Programas





Configura tu ciudad para ver
NOTICIAS RELEVANTES PARA TI

Al seleccionar la ciudad, aceptas que este sitio web puede utilizar cookies para mejorar tu experiencia.