REGRESAR
CDMX / Política

Huelga artificial en la UAM: rector unidad Iztapalapa

Huelga artificial en la UAM: rector unidad Iztapalapa

La huelga de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) se mantiene de manera artificial por el sindicato, porque el incremento salarial que demandan está amarrado al presupuesto federal y hasta el momento el gobierno no da visos de aumentarlo para solucionar el conflicto, indicó el rector de la unidad Iztapalapa, Rodrigo Díaz Cruz.

De acuerdo con el directivo, la huelga que estalló el pasado 1 de febrero y que ya rompió récord en la historia de la institución al ser la más larga, ha afectado a más de 58 mil estudiantes, tres mil académicos, tres mil administrativos, cuatro mil 200 titulaciones pendientes y 108 mil aspirantes en espera para ingresar.

Al momento se registran pérdidas por 20 millones de pesos y tomará hasta tres años normalizar el ritmo de investigaciones y regresar al modelo de periodo inter trimestrales, porque para recuperar las clases, y cumplir con la legislación universitaria de tener al menos 51 días de trabajo académico, no habría periodos inter trimestrales, o incluso se recorrería el año académico 2019 hasta 2020.

Rodrigo Díaz Cruz expuso que la huelga se mantiene "de manera artificial", toda vez que las autoridades de la escuela ofrecieron ya al Sindicato de Trabajadores de la UAM (SITUAM) el máximo de posibilidades de aumento salarial.

Destacó que el presupuesto de la Universidad "está amarrado" por el gobierno federal tanto por cuestiones de austeridad, como para mantener la estabilidad macroeconómica del país.

La institución ofrece 6.45 por ciento de aumento salarial; superior al 3.35 por ciento del resto de todas las demás universidades públicas, y el sindicato demanda 40 por ciento.

En este contexto, afirmó que la huelga es una tragedia social y pública para una universidad como la UAM, porque además de perjudicar sus tres funciones sustanciales como la docencia, investigación y fomento a la cultura, se está atentando contra la educación; uno de los máximos bienes sociales del país.

Díaz Cruz destacó que evidentemente existen "redes políticas extra laborales que intervienen en el sindicato; es una de las corrientes más radicales que incluso han pedido la renuncia del rector general, Eduardo Peñalosa Castro.

Mientras que desde el punto de vista legal no hay muchas posibilidades de terminar con la huelga, salvo vía el acuerdo entre las autoridades universitarias y el sindicato.

Por ello, subrayó, la importancia del exhorto del Congreso local para que mediante votación secreta, los trabajadores decidan si continúa o no la huelga, y dijo que si bien esa acción carece de implicaciones jurídicas, sí las tiene políticas ya que es un llamado al sindicato a no afectar más a la comunidad estudiantil. 







NOTICIAS DESTACADAS DE HOY



DEJA UN COMENTARIO




Configura tu ciudad para ver
NOTICIAS RELEVANTES PARA TI

Al seleccionar la ciudad, aceptas que este sitio web puede utilizar cookies para mejorar tu experiencia.