< REGRESAR

Legisladores e investigadores urgen la anticorrupción

Por: Sharon Orozco
17- 10- 2018




Durante el seminario "Empresas fantasma, venta de comprobantes fiscales y evasión fiscal en el Sistema Nacional Anticorrupción", realizado en el Senado de la República, el legislador Alejandro Mier urgió a terminar con las prácticas corruptas.

La venta de facturas falsas, significa el manejo de entre dos y tres billones de pesos, cifra equivalente a una tercera parte del presupuesto federal, que no llega a universidades, al campo o a la industria petrolera, en detrimento de la competitividad y la equidad social.

Ante esto, la diputada Patricia Terrazas, presidenta de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, consideró vergonzoso que profesionales del ámbito fiscal urdan complejísimos esquemas para evadir la ley y generar ganancias ilegales al vender facturas.

A manera de ejemplo, recordó que en Chihuahua, se dio un caso en el que se desviaron 250 millones de pesos a través de cuatro empresas fantasmas, en tan sólo 20 minutos, lo cual es aberrante para una sociedad que exige terminar con la corrupción, como fue el mandato en las urnas.

A su vez, la senadora Minerva Hernández, organizadora del evento, advirtió que la creación de empresas fantasmas cuenta con el cobijo de funcionarios fiscales y fedatarios públicos corruptos, que propician la venta de facturas por operaciones materialmente inexistentes.

También involucra a quienes compran comprobantes falsos para reducir el pago de impuestos e incluso pedir devoluciones, que generan pérdidas fiscales para la federación, a través de complejos esquemas que se deben de combatir.

Del lado de la academia, la doctora Gabriela Granados, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, propuso que el Sistema de Administración Tributaria y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda se integren al Sistema Nacional Anticorrupción.

"Es necesario que todas las instituciones involucradas en este tema abran sus bases de datos y dejen atrás el excesivo celo con el que manejan su información, porque esto no ayuda a transparentar operaciones que pueden resultar fraudulentas".




Lo más leído