REGRESAR
CDMX / Política

Más programas sociales a zona Tarahumara

Más programas sociales a zona Tarahumara

Tras las protestas con las que fe recibido el presidente Andrés Manuel López Obrador en la Sierra Tarahumara, este ofreció duplicar el número de hectáreas del Programa Sembrando vida, para generar más empleos en la zona.

"Viendo las necesidades de la gente en esta zona Tarahumara se acordó pasar de 25 mil hectáreas que generarán 10 mil empleos a 50 mil hectáreas para lograr 20 mil empleos, para que la gente no tenga que emigrar por necesidad sino por gusto, para que haya trabajo donde nació". 


En el encuentro "Diálogo con la Comunidad del Hospital Rural San Juanito. Atención Médica y Medicamentos Gratuitos", el mandatario destacó la importancia de que se mejoren también los planteles multigrados donde un profesor otorga clases de primero a tercer año y otro de cuarto a sexto grado.

Resaltó que todos los programas sociales que otorga el Gobierno federal ya se realizan sin intermediarios y de forma directa, porque "no llega" el apoyo, pasa muchas instancias y si es que llega "no está completo. Llega con piquete de ojo". 


El Ejecutivo federal refirió que se está a punto de llegar a los 20 millones de beneficiarios de los programas sociales con una inversión de 300 mil millones de pesos para el bienestar del pueblo "y ello cuesta trabajo entregar porque no hay sucursales bancarias para poder retirar el dinero".

Al lugar llegó un grupo de indígenas de la comunidad de Sisoguichi, que demandó a López Obrador la destitución del delegado de la Secretaría de Bienestar, Juan Carlos Loera de la Rosa, por el retraso en la entrega de los programas sociales en esa parte de lo alto de la Sierra Tarahumara. 


Luis Carlos González Fierros, coordinador de la "marcha rarámuri de trabajo y por el hambre". afirmó que los programas federales han dejado fuera a mucha gente, particularmente mujeres adultas que ya no entran en los apoyos para los jóvenes, ni en el de los adultos mayores, aunque en general esa problemática afecta a cerca de 60 por ciento de la población.

Los quejosos, quienes portaban mantas o cartulinas en las que se leía: "Tenemos hambre", "Loera miente", "Loera no escucha", "No traicionar, no robar, no mentir", exigían a López Obrador oportunidades de trabajo porque "hay mucha hambre y los programas de Prospera (ahora Bienestar) se le retiraron a muchas personas".






NOTICIAS DESTACADAS DE HOY



DEJA UN COMENTARIO




Configura tu ciudad para ver
NOTICIAS RELEVANTES PARA TI

Al seleccionar la ciudad, aceptas que este sitio web puede utilizar cookies para mejorar tu experiencia.