Buscar
17 de Julio del 2024

Progs. Sociales

México, un país sin techo

Lilian, es una joven profesionista, que ve complicado adquirir una vivienda, "está muy difícil, porque para acceder a un crédito el costo de una propiedad en la ciudad debe andar como en $2 millones, entonces para poder tener el crédito uno tiene que ganar $50 mil, $60 mil".

Quienes no pueden comprar una casa en México, no son quienes uno pensaría. No son pobres, no son desempleados, tampoco son personas con bajo nivel educativo; por el contrario, son profesionistas con alto nivel de estudios.

Es el caso de Lilian; trabaja como talento creativo en una agencia de diseño y publicidad.

"De alguna manera uno se acostumbra como a vivir al día, o sea como lo que vaya pasando en el presente", añade Lilian.

El sueño de trabajar en una empresa para comprar una casa es impensable para las actuales generaciones.

La incertidumbre económica que trajo la pandemia obligó a muchos jóvenes a regresar a casa de sus padres.

De acuerdo a Roomi LATAM, otros optaron por compartir espacios para solventar los gastos

"Pago $3 mil 200 ya incluidos los servicios, eso es solo de 1 habitación; comparto el departamento con otras 2 roomies", comenta un joven profesionista.

La crisis de vivienda amenaza el futuro de muchos jóvenes en México.

Una generación que vive de forma precaria, endeudada y sin la capacidad de construir un patrimonio.

Según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), muchos millennials comenzaron su carrera laboral en la crisis financiera del 2008-2009, la cual se desató de manera directa debido al colapso de la burbuja inmobiliaria en EUA.

Kalycho Escoffié, abogada inmobiliaria, expone, "con reporte técnico no podemos saber que hay una burbuja inmobiliaria sino hasta que estalla".

Se conoce como 'burbuja inmobiliaria' al aumento desproporcionado en los precios de vivienda, impulsado por la especulación y aumento en la demanda.

En México se ha visto un auge importante en proyectos de construcción en ciudades como Querétaro, Guadalajara, Cancún, Monterrey y la capital de país.

La demanda de viviendas y bienes raíces genera empleo y crecimiento económico; sin embargo, existe el riesgo de que este desarrollo sea insostenible.

"Sí es frustrante porque hay una incertidumbre en el futuro. Sé que el estar ahorrando no me va a alcanzar para tener una propiedad".

México se está convirtiendo en un "país sin techo".

No existe una regulación efectiva ni una planificación urbana adecuada para garantizar que el crecimiento de bienes raíces sea sostenible y al alcance de todos.





Noticias Similares



Noticias Destacadas



Más de Meganoticias