< REGRESAR

Propuesta para combatir la escasez de agua

Por: Sharon Orozco
04- 10- 2018




Especialistas de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh) propusieron al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, impulsar una política de Estado para hacer obligatorio en construcciones habitacionales y comerciales la captación de agua de lluvia y separación de aguas negras.

Rafael Sánchez Bravo, del Departamento de Irrigación de la institución universitaria, explicó que de esta manera se puede hacer frente a la crisis por escasez de agua en las zonas urbanas como la Ciudad de México, Jalisco y Monterrey.

El investigador aseguró que de hacer obligatorio el reciclaje de aguas grises y negras para su proceso de transformación y aprovechamiento, y que sean nuevamente utilizadas, es benéfico para el medio ambiente.

Pero todavía sería más provechoso la instalación de infraestructura de captación de agua en construcciones viejas y nuevas, así como en vialidades de las grandes ciudades, ya que con ello se podría reducir la extracción del vital líquido del subsuelo, como en la Ciudad de México, con lo que se evitaría el hundimiento que anualmente se registra.

Al exponer a productores rurales y urbanos las opciones que el Laboratorio de Tecnologías Hídricas Innovadoras de la UACh ofrece para su trabajo, Sánchez Bravo destacó la falta de visión que tienen las ciudades modernas para el agua.

Comentó que actualmente las ciudades están diseñadas de tal manera que toda el agua que se capta en los techos y en los pisos, se va al drenaje. Por ello, insistió, urge una "política pública inmediata".

Agregó que el agua que usamos para uso doméstico la tenemos que separar necesariamente, las aguas grises de las aguas negras, porque las aguas grises son fáciles de utilizar en prácticas agrícolas, son fáciles de limpiar mientras que las aguas negras representan un riesgo y demandan un tratamiento especial.

Por ello, insistió en que es urgente que los gobiernos obliguen a las empresas inmobiliarias que en sus nuevas construcciones se separen las aguas grises de las aguas negras en su drenaje, así como las aguas pluviales.

El especialista de la UACh reconoció que si se mide el costo de estas acciones a nivel familia, en una primera etapa resultaría costoso, pero a corto plazo, de cinco a 10 años, el beneficio es alto.




Noticias Relacionadas