< REGRESAR

Regresa el ébola al Congo

Por: Arlette Palacios
03- 08- 2018




A una semana de declarar el fin del brote del ébola en la República Democrática del Congo (RDC), que dejó 33 muertos, las autoridades de salud anunciaron hoy que han detectado cuatro nuevos casos del virus en la provincia de Kivu del Norte, en el noreste del país.

El ministro de Salud de la RDC, Oly Ilunga, precisó que se han registrado en Kivu del Norte 26 casos de fiebre hemorrágica, con 20 muertos, aunque, de momento solo se han podido analizar seis muestras, de las que cuatro resultaron positivas por ébola.

Indicó que por ahora no hay nada que sugiera un vínculo entre los nuevos casos y el brote de ébola que comenzó en mayo y se dio por concluido el pasado 24 de julio en la provincia de Equateur, en el noroeste del país.

"Aunque no esperábamos tener que hacer frente a la décima epidemia en la historia del país tan pronto, la detección del virus es un indicador del buen funcionamiento del sistema de control establecido", destacó.

Ilunga aseguró que las autoridades sanitarias están tomando todas las medidas necesarias para contener rápido y eficientemente este nuevo brote.

Apenas hace ocho días, el gobierno de la RDC y la Organización Mundial de la Salud (OMS) declararon el fin de la epidemia del ébola en Equateur, tras pasar los 42 días reglamentarios sin nuevos contagios, gracias a la rápida respuesta internacional y la vacunación de la población para contener el brote.

Las autoridades de salud lograron contener el brote del ébola, el noveno en el país desde que la fiebre hemorrágica fue descubierta en 1976, gracias a la rápida respuesta internacional y la vacunación de más de tres millones 300 mil personas.

Para evitar la propagación y controlar la epidemia, la RDC, la OMS y Médicos Sin Fronteras (MSF) decidieron por primera vez en la historia comenzar a aplicar desde el inicio del brote la vacuna experimental rVSV-ZEBOV, probada ya en Guinea Conakri tras la epidemia de 2014 a 2016.

El brote del ébola en la RDC (exZaire) fue declarado el 8 de mayo pasado en la provincia de Equateur y desde entonces se registraron 54 casos (38 confirmados y 16 probables), de los cuales 33 fueron fatales.

La enfermedad, que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.

Sus primeros síntomas son fiebre repentina, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.




Noticias Relacionadas