< REGRESAR

Tsunami de china inspira al teatro

Por: Sharon Orozco
19- 10- 2018




La tragedia que provocaron el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011 en Japón inspiró a numerosos artistas locales; sin embargo, dudaban sobre la pertinencia de llevar a escena ese desastre natural sin precedentes en ese país, Mikuni Yanaihara, autora del texto y directora de "Un día tranquilo".

Yanaihara reflexiona sobre la soledad y el abandono a través de esta obra teatral con la que su Mikuni asistirá al Festival Internacional Cervantino (FIC) en su 46 edición que podremos disfrutar hasta el 28 de octubre en ésta y varias ciudades más. "Un día tranquilo" se presentará este viernes, sábado y el domingo en el Teatro Cervantes.

La cita para cualquiera de las funciones es a las 18:00 horas, y durante 70 minutos, más o menos, el público verá una escenificación de lo que sucedió ese día durante el terremoto de magnitud 9 grados richter que sacudió la costa de Japón y provocó un tsunami de consecuencias devastadoras. Miles de muertos, miles de heridos? muchas cosas materiales perdidas.

En relación a ese acontecimiento que aún duele en Japón, artistas de diversas disciplinas, como danza, teatro, cine y performance vieron llegar a su mente creadora la idea de dejar plasmado en su arte su sentir al respecto. Mikuni Yanaihara trabajó durante año y medio con víctimas y familiares para poder escribir la trama que viene a contar al festival.

Esta es la historia de una pareja. Uno de ellos muere en el terremoto y a partir de ahí se desata la dramaturgia de "Un día tranquilo". Sin embargo, el relato no es meramente de tristeza o llanto, sino de cómo vivimos los seres humanos la pérdida de un ser amado, una obra montada por una compañía de poderosa expresión corporal, dramatúrgica y verbal.

La compañía juega con distintos volúmenes de voz, tonos y significados, así como con movimientos coreográficos y guiños de humor. A modo de escenografía, se proyectan fotos e imágenes, luces sobre largas y ordenadas filas de casas en miniatura, dándole al espectador una perspectiva distante, al tiempo que lo acerca a sucesos de una cotidianidad incontenible.

Mikuni Yahaijara, también productora del espectáculo, dejó ver que en su año y medio de investigación conoció a un señor cuya esposa había perdido la vida en el atroz hecho. Él quería morirse al día siguiente del terremoto, pero con la finalidad de sanar en algo sus heridas, ella lo integró al proyecto y ahora forma parte del cuerpo creativo de la puesta en escena.

"Seguramente muchas personas en México se van a identificar con esta pieza escénica, pues ya han vivido situaciones parecidas (19 de septiembre de 1985 y 19 de septiembre de 2017) y es posible que se remuevan sentimientos, se observen similitudes y se queden con algo en el corazón. México y Japón son amigos, y desastres así nos unen más", dijo.

Nozomi Kawata y Daisuke Matzunaga (actores), Keisuke Takahashi (video, diseño de set y sonido), Koro Suzuki (director técnico), Chikage Yuyama (director de escena), Minami Kaori (iluminación), junto con la dramaturga y directora de la compañía, celebran también los 130 años de relaciones México-Japón con esta puesta en escena sobre la pérdida.

"Un día tranquilo" se estrenó hace cinco años en Tokio y desde entonces ha girado por varias ciudades. Es una obra, reiteró Yanaihara, con muchos movimientos y diálogos en el escenario, a pesar de que sólo toman parte una actriz y un actor. "En este tiempo, al término de cada función, sentimos que hemos aprendido algo más sobre el tema".




Lo más leído