Buscar
20 de Junio del 2024
Salud

Los casos de lepra aumentan un 10% en el mundo

Los casos de lepra aumentan un 10% en el mundo

En los últimos años se han registrado nuevos contagios de lepra en el mundo.  385 nuevos casos diarios se detectan en el mundo, 23 con discapacidades visibles, y de los que 25 son niños y niñas. Los casos aumentaron debido a que durante la pandemia por Covid-19 disminuyó la vigilancia.

Afortunadamente, la enfermedad tiene cura desde hace cuatro décadas: se trata de un tratamiento facilitado gratuitamente por la OMS de dos pastillas diarias durante un año (seis meses en los casos menos graves) basta para eliminar la bacteria, pero se tiene que suministrar a tiempo para impedir el desarrollo de discapacidades. Los nuevos casos detectados en menores de 15 años aumentaron un 4,9%, de 8,629 a 9,052 en el mundo.

¿Qué es la lepra y cómo se contagia?

La lepra es una enfermedad que se puede transmitir a través de gotitas que se expulsan por la boca o la nariz, causada por el bacilo mycobacterium leprae, que afecta principalmente la piel y los nervios periféricos. El periodo promedio de incubación es de cinco a 20 años.

El domingo 29 de enero, es el Día Mundial contra la enfermedad.

Registro de casos

En 2021 se registraron 140 mil 594 nuevos casos en el mundo en 2021, último año del que existe información. La cifra supone un aumento del 10% respecto a los 128 mil 405 casos localizados en 2020 y está acompañada por un incremento de las detecciones en niños y niñas y con discapacidades asociadas, según los datos de 143 países recopilados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que la fundación Fontilles ha difundido.

En España, en 2022, se notificaron al Registro Estatal de Lepra del Instituto de Salud Carlos III-Centro Nacional de Epidemiología 10 nuevos casos: 1 en Andalucía, 2 en Asturias, 2 en Baleares, 1 en Cantabria, 1 en la Comunitat Valenciana, 1 en Galicia, 1 en Murcia y 1 en La Rioja. Al finalizar el año, había 19 personas en tratamiento: 3 en Andalucía, 2 en Asturias, 4 en Baleares, 1 en Cantabria, 3 en la Comunitat Valenciana, 2 en Galicia, 1 en Madrid, 1 en Murcia, 1 en el País Vasco y 1 en La Rioja.

La enfermedad ha registrado 93485 casos en el Sudeste Asiático; 21.201 en África; 19.826 en América; 3.588 en el Mediterráneo Oriental; 2.480 en el Pacífico Occidental; y 14 en Europa. Los veintitrés países considerados prioritarios por la OMS en la lucha contra la lepra concentran el 94,6% de las detecciones y tres de ellos, el 74,5%: India, con 75.394, el 53,6%; Brasil, con 18.318, el 13%; e Indonesia, con 10.976, el 7,8%.

Las recaídas han aumentado en un 7,1%, lo que evidencia fallas en la vigilancia de la evolución del tratamiento por parte de algunos sistemas nacionales de salud.

En 2021, hubo cuatro nuevos casos: 3 en Andalucía y 1 en Baleares. Dicho año acabó con 16 personas en tratamiento: 4 en Andalucía, 3 en Baleares, 3 en Madrid, 2 en la Comunitat Valenciana, 1 en Cantabria, 1 en Castilla-La Mancha, 1 en Catalunya y 1 en Euskadi.

Las personas afectadas que presentan discapacidades visibles en el momento de la detección aumentó en un 18%, al pasar de 7.198 en 2020 a 8.492 en 2021, lo que supone el 6% de las nuevas detecciones y sitúa la tasa de discapacidad en 1,1 casos por millón de habitantes. Mientras que los nuevos casos detectados en niños y niñas menores de 15 años han crecido en un 4,9%, de 8.629 a 9.052, lo que implica el 6,4% del total y supone una tasa de 4,5 casos por millón de población infantil; ello constata la continuidad de la transmisión de la infección en las comunidades empobrecidas

Los datos se alejan del cumplimiento de las metas establecidas para 2030 por la comunidad internacional: reducción del número de nuevos casos a alrededor de 62,500; descenso de la tasa de nuevos casos con discapacidades visibles a 0,12 por millón de habitantes; y disminución de la tasa de detección de nuevos casos infantiles a 0,77 por millón de población infantil.

El aumento de las detecciones en 2021 no es consecuencia de un fortalecimiento de las campañas de detección por parte de los países implicados, sino del afloramiento de casos no detectados durante 2020 a raíz de los confinamientos decretados para combatir la pandemia de COVID-19 y de la concentración de los recursos sanitarios en el tratamiento de las personas afectadas por el virus.

De acuerdo con la OMS, "el probable aumento de casos no detectados puede afectar el estado de discapacidad de los pacientes y favorecer la transmisión continuada", aspecto ya anunciado el año anterior tanto por el propio organismo como por la Federación Internacional de Asociaciones contra la Lepra (ILEP), de la que Fontilles forma parte.

La Fundación Fontilles lleva a cabo la campaña Cero lepra es posible, que pretende concienciar sobre la posibilidad de acabar con la lepra para que nadie sufra las consecuencias físicas y sociales

Yolanda Sanchis, directora de Sensibilización y Voluntariado de Fontilles dijo que durante la pandemia, se dejaron de hacer campañas de prevención y detección, y muchos recursos se desviaron a la emergencia sanitaria "por eso, ahora estamos diagnosticando a más personas y con más discapacidades". 

La lepra es una enfermedad crónica causada por el bacilo Mycobacterium leprae, descubierto en 1873 por el científico noruego Gerhard Armauer Hansen.

Las detecciones en mujeres y niñas suponen solo el 39,4% del total (55.349) pese a no tener un menor riesgo de contraer la enfermedad respecto a hombres y niños, lo que indica una brecha de género en el acceso a los servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento.

La enfermedad puede atacar al ser humano a cualquier edad y a ambos sexos por igual, y aunque el periodo de incubación dura entre tres y cinco años, los síntomas pueden tardar en aparecer hasta veinte años.

Lepra en México

En el año 2020, la Secretaria de salud informó de 74 casos detectados de lepra en México. 

Mientras en 2019 se presentaron 182 casos.






Noticias Similares



Noticias Destacadas



Más de Meganoticias